El Ayuntamiento ha acometido diferentes actuaciones, en el marco del Plan de Conservación de Colegios, en varios centros de la ciudad para adaptarlos y hacerlos accesibles a toda la comunidad educativa. Entre los trabajos destacan los desarrollados en los CEIP Xarblanca, Juan Ramón Jiménez y Rafael Fernández-Mayoralas, donde se han habilitado diferentes espacios para que este alumnado pueda desarrollar su vida en los equipamientos de enseñanza, según ha explicado el concejal de Obras, Diego López.

El edil ha resaltado que «una de las primeras intervenciones que se pusieron en marcha fue el arreglo de la zona del ascensor del CEIP Xarblanca, necesario para que los escolares con movilidad reducida pudiesen acceder a las aulas superiores». Asimismo, ha apuntado que en el Fernández-Mayoralas se ha habilitado un patio para los alumnos del aula específica, para lo que se instaló una nueva cubierto y toldo en el área que utilizaban. De igual modo, según ha indicado, «se colocó pavimento de caucho y zócalos de protección para la seguridad de los menores y, de forma complementaria, se procedió a la reposición y rebaje del suelo de entrada al aula, se renovaron los bajantes y se retiró la reja entre el aula específica y el patio».

Por otra parte, López ha detallado que en el centro Juan Ramón Jiménez se habilitó un aseo para hacerlo accesible a alumnos con necesidades especiales, sustituyéndose un sanitario y un lavabo». «Estas obras contribuyen a que todos los alumnos puedan desenvolverse en sus centros educativos, dentro de una línea de actuaciones en la que continuaremos trabajando con el objetivo, además de mejorar la seguridad y promover la conservación de los centros, que estos sean también accesibles», ha subrayado el concejal.