El Ayuntamiento trabajará durante todo el verano en la revisión y mantenimiento de parcelas para prevenir el riesgo de incendios forestales

El Ayuntamiento ha puesto en marcha un plan de revisión y mantenimiento de parcelas que se prolongará durante toda la temporada estival con objeto de prevenir el riesgo de incendios forestales. “Desde la Delegación de Medio Ambiente se ha estado llevando a cabo de manera continua el seguimiento del adecuado estado de limpieza de parcelas en zonas de más riesgo, con un trabajo de campo en el que hemos definido las prioridades en esta materia y ahora estamos ejecutando un plan de revisión sobre el mantenimiento de dichas parcelas que estará en activo a lo largo de todo el verano”, ha explicado el concejal del ramo, Manuel Cardeña.

​“Marbella es un municipio con una gran extensión y con una conformación urbanística muy diversa y compleja, lo que demanda una atención especial en este ámbito, dentro de la estrategia del Consistorio en materia de defensa contra los incendios forestales”, ha destacado el edil, que ha explicado que las actuaciones programadas por la delegación de Medio Ambiente incluyen el control para que se cumplan las obligaciones de limpieza y ornato en suelos privados e intervenciones en los terrenos de titularidad pública. “En estos casos se procede a la eliminación de la vegetación y retirada de residuos para disminuir el riesgo de incendio”, ha indicado Cardeña, que ha apuntado que en la actualidad se están acometiendo este tipo de trabajos en zonas de Xarblanca, Las Chapas y San Pedro Alcántara.

“Las actuaciones van a continuar durante toda la temporada estival”, ha señalado el concejal, que ha subrayado la necesidad de “contar con la colaboración ciudadana en esta materia para garantizar la seguridad de todos”. “Marbella está considerada como zona de peligro en cuanto a incendios forestales y por ese requiere un continuo control y vigilancia, así como actuaciones específicas, iniciativas que deben estar respaldadas por los vecinos de nuestro municipio a la hora de cumplir con sus responsabilidades y ser sensibles a una cuestión de gran relevancia para evitar que se produzcan estos sucesos y, en el caso de que fuera imposible evitarlos, que causen los menores daños posibles”, ha añadido.