El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Marbella, José Bernal, ha señalado que la “negligente gestión económica” por parte de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, condena al municipio a un nuevo plan de ajuste, ahora de diez años, y ha instado a la regidora a informar “de forma nítida” sobre las consecuencias en materia de Personal y de servicios.
Bernal ha lamentado que nuevamente el equipo de gobierno del PP haya vuelto a generar deuda privada, que se eliminó durante el mandato liderado por el PSOE. “La alcaldesa lejos de planificar y prever medidas para hacer frente a los pagos por sentencias judiciales que el Ayuntamiento debe acometer, ha dejado pasar el tiempo hasta que no encuentra más solución que solicitar fondos que condenan el futuro económico de nuestro municipio”, señaló.
El portavoz socialista ha llamado la atención sobre que tenga que ser el Ministerio de Hacienda del Gobierno de Pedro Sánchez, a través del Fondo de Ordenación, el que “ahora salga al rescate de Marbella” por la “chapucera gestión” de PP en el Ayuntamiento y financie 44 millones de euros para pagar las sentencias judiciales que “no estaban previstas”.
Ha explicado que la mayor parte de esos fallos de los tribunales son firmes desde el año pasado e, incluso, alguno desde 2017, tiempo durante el que la alcaldesa, de “forma negligente y completamente reprochable, no solo no ha previsto ni una sola medida, sino que ha permitido que se sigan generando intereses millonarios contra el Ayuntamiento” que, en alguno de los casos, alcanzan hasta los 7 millones de euros.
También ha calificado como una “tomadura de pelo” las explicaciones ofrecidas esta mañana por el portavoz municipal y concejal de Hacienda, Félix Romero, quien ha llegado a decir que un plan de ajuste de diez años es “una buena noticia”.

“Hacen una gestión negligente, que causa un grave daño al Ayuntamiento, y encima dicen que es algo bueno”, ha señalado Bernal, quien considera que esto es un “insulto a la inteligencia de la ciudadanía” que además ya va a sufrir los efectos de ese plan de ajuste desde 2022 a 2032.
Bernal también ha añadido que el equipo de gobierno “no debe escudarse en que es una herencia la época GIL porque eso ya lo sabían, pero no han tomado las medidas necesarias para hacerle frente y ahora nos vemos con este problema”.
El concejal socialista ha recordado que durante su etapa como alcalde eliminaron toda la deuda privada que tenía el Ayuntamiento, mientras que ahora, Ángeles Muñoz, va a dejar 56 millones de euros de deuda, entre los 44 que pide para pagar estas sentencias y los 12 millones que ha solicitado a una entidad bancaria para cuadrar el presupuesto de este año.
Por último, ha instado a la alcaldesa a explicar con “claridad meridiana” los pasos que se han seguido para llegar a esta “gravísima negligencia”, o de lo contrario “será ella misma la que deba asumir responsabilidades”. En total, las arcas municipales deben pagar más de 16 millones de euros en intereses, “una cifra escandalosa” ante la que alguien debe “responder”.