El PSOE exige a Muñoz y Bendodo que el PP que retire la subvención del Ayuntamiento de Marbella a la asociación Despertar sin Violencia

La vicesecretaria general del PSOE de Málaga y secretaria de Igualdad, Fuensanta Lima, acompañada por el presidente del partido y portavoz del PSOE en Marbella, José Bernal, ha exigido hoy al PP que “deje de divagar” y retire la subvención que el Ayuntamiento de Marbella ha concedido a la asociación Despertar sin Violencia. “No puede ocurrir que una subvención a dedo de 9.000 euros se le esté dando a una asociación que cuelga una noticia que cataloga a la víctima de La Manada como culpable y a los culpables como inocentes, más cuando hay un dictamen, que tampoco nos parece justo”, ha dicho.
Así, Lima ha asegurado que “tanto la alcaldesa de Marbella como el presidente provincial del PP, Elías Bendodo, deben tomar cartas en el asunto, deben ponerse de frente y decir que esto no puede seguir ocurriendo”. De igual forma, desde el PSOE han rechazado que esta asociación pueda seguir formando parte de los consejos sectoriales de Igualdad del Ayuntamiento asesorando para luchar contra la violencia de género.

“El PP tiene que dejar de decir que va a pedir informes jurídicos, y tiene que dejar de decir que es culpa de su socio de gobierno OSP. Cuando se es alcaldesa se es para lo bueno y para lo malo. Para prevenir la violencia de género hay que invertir en igualdad y todos los fondos públicos deben ir a espacios que claramente hagan ese trabajo”, ha dicho.

Lima ha explicado que los datos del primer trimestre de año dicen que las agresiones sexuales han aumentado más de un 24% y siguen faltando miles de efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil, “algo de lo que tendría que hablar hoy el ministro Zoido en su visita a Marbella”, y ha acusado al Gobierno de incumplir con el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, ya que de los 200 millones estipulados para su puesta en marcha el Ejecutivo de Rajoy sólo le destina 80 millones en los PGE y le cargue a las comunidades y ayuntamientos el resto.

“Desde que se empezaron a contabilizar víctimas de violencia machista en 2003 ya vamos casi por 1.000 mujeres asesinadas, algo muy serio. No puede seguir ocurriendo que se sigan riendo en la cara de las víctimas. Cuando se firma un pacto se cumple, y esos millones millones tienen que llegar a los ayuntamientos y las comunidades”, ha concluido.