Hidralia retira de las alcantarillas de Málaga más de 1.175 toneladas de residuos

Hidralia, empresa medioambiental dedicada a la gestión del ciclo integral del agua, ha retirado, en lo que va de 2020, de las redes de alcantarillado de los municipios de Málaga en los que gestiona el ciclo urbano del agua más de 1.175 toneladas de desperdicios (Estepona, 154,5 toneladas; Marbella, 678 toneladas; Manilva, 34,5 toneladas; Rincón, 96 toneladas; Torremolinos, 148 toneladas y Benahavís, 64,5 toneladas).
Unos datos con los que pretende concienciar a la población, hoy 19 de noviembre Día Mundial del Saneamiento (o Día Mundial del Retrete), de la necesidad de hacer un buen uso de los urinarios, ya que las toallitas siguen siendo una de las principales causas de atoros y atascos de la red, sumándose en esta crisis sanitaria la acumulación de mascarillas, al tirarse de manera inadecuada a los sanitarios o en la propia calle.
El uso responsable del inodoro es fundamental a la hora de un buen mantenimiento de toda la red de alcantarillado y de las instalaciones que completan la red de saneamiento y depuración. Así, Hidralia mantiene diferentes campañas de concienciación para recordar la importancia de no tirar por el inodoro y fregadero colillas, aceite, productos para el cuidado personal (toallitas, tampones y bastoncillos, entre otros) y medicamentos. Estos desperdicios son responsables de atascos importantes en los bajantes de las comunidades de vecinos y alcantarillado público, con un encarecimiento de entre el 10 y el 15% en el coste mantenimiento de las redes, es decir unos 230 millones de euros adicionales al año en España según la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS).

Ciudades resilientes
Hidralia también quiere aprovechar este día para sumarse al lema que las Naciones Unidas han creado por este día: ‘Saneamiento sostenible y cambio climático’. De esta manera, pretende concienciar sobre la nueva realidad a la que se enfrentan las ciudades por el Cambio Climático, siendo el saneamiento un servicio que puede verse afectado por los diferentes cambios en el futuro. Por ello, para Hidralia es urgente fortalecer los sistemas de saneamiento, especialmente en las grandes urbes, para que resistan las inclemencias del tiempo y sean sostenibles.
El nuevo desafío ante el cambio climático es lograr que las ciudades evacuen con el menor impacto ecológico un flujo de agua (aguas residuales y aguas pluviales) cada vez mayor. Para ello, es necesaria una revolución en la gestión para anticiparse a los posibles problemas que pueden surgir en la evacuación de las aguas, siendo imprescindible ir de la mano de la digitalización y las nuevas tecnologías. Se trata de introducir sensores en toda la red, tratar de forma global los datos, elaborar programas de limpieza del alcantarillado y gestionar de forma integral los tanques y depósitos, para lograr que las ciudades se adapten ante los nuevos retos a los que se enfrenta por el crecimiento de la población y las consecuencias del cambio climático.
En este sentido desde Hidralia sigue avanzando en el proceso de digitalización en la gestión de la red alcantarillado, con la aplicación de herramientas digitales que permiten un análisis predictivo del comportamiento de las redes. De esta forma, facilitan la toma inteligente y eficiente de decisiones en la gestión de las infraestructuras, consiguiendo una mayor resiliencia de la ciudad frente a fenómenos adversos del cambio climático, como periodos de sequía o fuertes lluvias. DINAPSIS, la red de centros de innovación de SUEZ en España (grupo al que pertenece Hidralia), pronto tendrá una sede en funcionamiento en Marbella equipada con el desarrollo de tecnología de referencia para combatir el cambio climático y promover ciudades inteligentes, sostenibles y resilientes.