IU critica la situación de las playas de Marbella en este fin de semana

El concejal-portavoz de Izquierda Unida-Los Verdes en el Ayuntamiento de Marbella, Miguel Díaz, censura “la negligente actuación del equipo de gobierno de PP y OSP en la puesta a punto de las playas de cara al puente del Pilar tras el temporal sufrido el martes y el miércoles de esta semana. La estampa de nuestro litoral durante el viernes y el sábado con visitantes bañándose, tomando el sol y paseando en unas playas repletas de cañas, troncos y todo tipo de residuos arrastrados por el temporal es muy negativa y demuestra la mala gestión de los responsables municipales, que no han priorizado la actuación en las playas tras las lluvias como elemento central para favorecer a nuestra industria e imagen turística, situación que puede volverse más compleja por la dificultad que supondrá recoger las cañas enterradas por la arena tras el nuevo temporal de hoy”.

Díaz lamenta que “la alcaldesa y sus concejales hayan priorizado el engalanamiento con banderillas del municipio y los actos inaugurales de rotondas a favorecer la principal industria creadora de empleo de Marbella, el turismo. Si no se cuidan estos detalles tan importantes, desperdiciando las más de 48 horas previas al puente para limpiar las playas, de qué servirá dedicar 1 millón de euros al posicionamiento de marca de Marbella, como ha anunciado Muñoz en estos días. Hay que partir de lo concreto y hacer los deberes en casa primero, para luego poder proyectar con éxito fuera a nuestra ciudad”.

Desde IU recuerdan que el gobierno bipartito de PP y OSP ha privatizado en el presente ejercicio el servicio de mantenimiento de playas a la multinacional Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) para los próximos cuatro años por un importe de 3.200.000 euros. Una de las muchas privatizaciones que está emprendiendo el gobierno de Ángeles Muñoz, de forma que “se están trasladando millones de euros públicos a empresas privadas, sin que esto esté favoreciendo una mejor prestación de los servicios, la mala actuación del temporal es un claro ejemplo de que con estas privatizaciones se paga más, pero sin tener mejor resultado y, encima, en muchas ocasiones son los propios trabajadores municipales los que como siempre tienen que actuar para terminar el trabajo y solucionar lo que la empresa no realiza, aunque esté obligada. Tampoco tenemos constancia de que la empresa adjudicataria haya puesto a disposición de los trabajos maquinaria pesada, más aún cuando los temporales se han producido en el mes de octubre, mes que el propio contrato de mantenimiento considera como temporada alta para el baño. No se puede presumir de que se van a tener las playas en funcionamiento todo el año y que en pleno puente y en octubre tenerlas abandonadas”.