La campaña especial de vigilancia contra el intrusismo en el taxi realizará controles diarios en las zonas de mayor afluencia turística

El próximo 1 de julio arranca la campaña especial de vigilancia contra el intrusismo en el taxi, una iniciativa que se extenderá hasta que finalice el periodo estival, y en la que se intensificará la lucha para combatir el intrusismo en este sector. Para ello, se realizarán controles diarios, tanto en Marbella como en San Pedro, en las zonas de mayor afluencia turística, esto es en complejos hoteleros, apartahoteles, centros comerciales, eventos deportivos y sociales, entre otras zonas del municipio. Así lo ha explicado hoy el concejal de Tráfico y Transportes, Félix Romero, tras la celebración de la Junta de Gobierno Local, acompañado del jefe de la Policía Local, Javier Martín. 

Romero ha detallado que estos controles especiales se irán realizando durante un periodo de diez días que, una vez concluyan, se iniciarán de nuevo,pero modificando el circuito. “Para el Ayuntamiento es vital la apuesta por el transporte público, la movilidad de una ciudad es la imagen que se proyecta a los visitantes, por lo que queremos que el control y la vigilancia contra el intrusismo se vea claramente reflejado”, ha destacado el edil. De hecho, la unidad policial encargada de esta labor ya está funcionando, en consenso con el sector del taxi, dirigida por el inspector Ricardo del Río. 

​Aunque el trabajo que realiza esta unidad se intensifica durante la campaña especial de verano, el equipo de Gobierno comenzó a trabajar en ella en 2014, con dos agentes “siendo ellos el embrión de lo que actualmente es la unidad policial para luchar contra el intrusismo”, ha detallado Romero, quien ha indicado que este trabajo continuó en 2015 iniciando la formación de los agentes en este ámbito, una labor que ha dado como resultado la titulación de 159 policías en materia de VTC (Vehículos de Transporte Concertado). Esta unidad, según ha detallado Romero, no tuvo desarrollo tras las elecciones de 2015, por lo que “inmediatamente, cuando volvimos al Ayuntamiento, nos pusimos a trabajar de nuevo en la unidad policial contra el intrusismo en el taxi”.

Fruto de este trabajo, y dentro de la campaña especial de verano, de los más de 150 agentes especializados en la materia, se ha establecido una elección de 14 policías para la unidad, que trabajarán en consonancia con otros 145 que estarán en la calle, a disposición de la unidad, para atender todas las intrusiones que puedan surgir. Este destacamento será además un cauce de comunicación entre los agentes y los taxistas, según ha indicado el concejal.

 

​La labor de estos agentes especializados se centrará en distinguir las modalidades de transporte, realizar el protocolo previsto en cada una de las inspecciones de los vehículos, así como dotar de un fondo estadístico a la unidad. Asimismo, se inspeccionará la documentación del vehículo parado y se facilitará al usuario un taxi para su traslado, “todo ello causando el menor perjuicio posible al cliente”. “Queremos minimizar el uso de taxis piratas, porque no es una imagen digna de una ciudad como Marbella”, ha subrayado el edil. Hasta el momento, las actuaciones que se han llevado a cabo desde esta unidad especializada han derivado, en los últimos meses, en la tramitación de más de una veintena de expedientes sancionadores, cuyas multas tienen una cuantía mínima de 1.800 euros cada una.