Siete Estados miembros de la UE, entre ellos España, recibirán pagos anticipados del Fondo de Solidaridad para mitigar las consecuencias de la pandemia de coronavirus

La comisión de Presupuestos del PE aprobó el lunes una propuesta para liberar un total de 823 millones de euros del Fondo de Solidaridad de la UE, distribuidos así:

Pagos adelantados por 132,7 millones de euros a España, Alemania, Irlanda, Grecia, Croacia, Hungría y Portugal en respuesta a la grave emergencia sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 a principios de 2020;
Croacia recibirá 683,7 millones para paliar los daños del terremoto que afectó a la capital y sus alrededores en marzo de 2020. Un primer pago ya se liberó en agosto.
Más de 7 millones para ayudar a Polonia con la reconstrucción de tras las inundaciones en la provincia de Podkarpackie Voivodeship de junio pasado.

 

Adaptación del Fondo de Solidaridad en respuesta a la crisis del COVID-19

En el marco de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus (CRII), en 2020 se amplió el alcance del Fondo de Solidaridad de la UE, para ayudar a los países en la lucha contra la emergencia sanitaria.

En total, 19 países de la UE (Austria, Bélgica, Croacia, Chequia, Estonia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia y España) y tres países en vías de adhesión (Albania, Montenegro y Serbia) han solicitado asistencia para hacer frente a la crisis del COVID-19. Siete Estados pidieron, además, adelantos.

El adelanto representa, en principio, el 25 % de la contribución total. España recibirá una ayuda total de 67,38 millones de euros.