Siete proyectos relacionados con el turismo, la cultura, el sector inmobiliario y el tecnológico optan a un espacio en el Vivero de Empresas

Siete proyectos relacionados con el turismo, la cultura, el sector inmobiliario y el tecnológico optan a un espacio en el Vivero de Empresas, unas propuestas que se valoraron ayer en la comisión técnica, y que se caracterizan por contar con un componente innovador y digital. Cada una de ellas será valorada de forma individual por la comisión, formada por técnicos municipales, miembros de la Cámara de Comercio y el CADE, el concejal de Fomento Económico y Pymes, Cristóbal Garre, y el edil de Nuevas Tecnologías, Baldomero León.

Tras el encuentro, Garre ha destacado la labor del Vivero, ya que “sabemos que iniciar un negocio no es fácil, por eso queremos apoyar a los emprendedores en sus inicios, ofreciéndoles un espacio colaborativo donde encontrarán el apoyo que necesitan, formación, mentorización y networking, entre emprendedores e inversores”. Asimismo, ha informado de que el plazo de solicitud de espacio en el vivero está abierto de forma permanente, y ha añadido que el objetivo es el de favorecer “el nacimiento, arranque y consolidación de nuevas empresas” en unas instalaciones y servicios que permitan a estas proyectos desarrollar su plan de empresa “con el fin de que, tras un tiempo de estancia limitado, estén en situación de competir y actuar en condiciones de mercado”, ha especificado Garre.

Los proyectos que se hagan con un espacio en el Vivero de Empresas tendrán acceso a los servicios básicos de agua, luz y climatización; limpieza, mantenimiento y conservación del centro; sistema de vigilancia las 24 horas; la recepción y control de entrada y saluda; servicio de fotocopiadora e impresión; sala de formación; sala de juntas y zona de descanso.