El Ayuntamiento reforma el Mercado Central para atajar las filtraciones y mejorar la impermeabilización de los puestos

El Ayuntamiento de Marbella está acometiendo trabajos de reforma del Mercado Central para atajar los problemas de filtraciones y mejorar la impermeabilización de los puestos. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha visitado hoy las instalaciones acompañada de los concejales de Obras y Comercio, Javier García y José Eduardo Díaz, respectivamente, y ha informado de que los trabajos, que comenzaron hace tres semanas, tienen un presupuesto de 170.000 euros y un plazo de ejecución previsto de cuatro meses, por lo que estarán finalizados antes del verano.

“Con esta actuación daremos respuesta a las necesidades que habíamos detectado y a las demandas de los propios comerciantes”, ha destacado la primera edil, quien ha lamentado que el anterior Gobierno socialista “no hiciera ninguna inversión en dos años y medio”. “Los mercados, al igual que otras infraestructuras,necesitan un mantenimiento para evitar problemas”, ha apuntado, al tiempo que ha explicado que en total, en un año, se habrán destinado 400.000 euros a mejoras en estos equipamientos. 

 

Muñoz ha recordado que, previamente, en el Mercado Central ya se había actuado en las cámaras frigoríficas, en la solería y en la iluminación y que, ahora, se realizará una intervención integral en los ocho puestos de pescadería para impermeabilizarlos, así como en la cubierta, para poner coto a las filtraciones, “que se siguen produciendo y que fue lo que nos llevó a cerrar la biblioteca”. “Desgraciadamente esto ha venido ocurriendo durante muchos años porque la obra se hizo mal”, ha remarcado la alcaldesa, quien ha apuntado a que se intervendrá en la cubierta para mejorar su estanqueidad y la de los ventanales. Asimismo, la fachada exterior se repintará en color blanco “para mejorar la estética y que destaque más en el entorno”. Por último, ha avanzado que de cara al futuro se está redactando un proyecto para modernizar el interior con nuevos frontales en los puestos y la instalación de jardines verticales. “Lo que pretendemos es que sea no solo un lugar para comprar la mejor materia prima y un atractivo gastronómico sino que sea un punto de encuentro y un reclamo turístico”, ha añadido.