El Ayuntamiento y la Junta firman un protocolo para la mejora de los equipamientos sanitarios del municipio

El Ayuntamiento y la Junta de Andalucía han firmado hoy un protocolo de actuación para la mejora de los equipamientos sanitarios del municipio en un acto que ha contado con la asistencia de la alcaldesa, Ángeles Muñoz; el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y el consejero de Presidencia, Administración Pública y Presidencia, Elías Bendodo. El acuerdo contempla la creación del futuro centro de salud de Ricardo Soriano, la construcción del inmueble que albergará el nuevo consultorio de salud de Las Chapas y la ampliación de los edificios de Las Albarizas y Nueva Andalucía. La regidora ha afirmado que “la sensibilidad y el compromiso que está demostrando el Gobierno autonómico con las necesidades de Marbella van a permitir impulsar proyectos prioritarios, que llevábamos mucho tiempo reclamando y que van a dar la vuelta al mapa sanitario de la localidad” y ha precisado que la inversión de la Junta en este ámbito rondará los 100 millones de euros, de los que 4 millones los aportará el Consistorio y el resto serán sufragados por el Ejecutivo andaluz.

El consejero de Salud, por su parte, ha incidido en la importancia de que exista una colaboración estrecha entre las distintas administraciones “para llevar a cabo actuaciones que ofrezcan a la ciudadanía mejores infraestructuras sanitarias y que permitan a los profesionales trabajar en unas condiciones idóneas, con más espacios y equipamientos”. Ha indicado que “este protocolo es fruto de un trabajo que comenzó con el estudio de las necesidades asistenciales de Marbella y que va a suponer un antes y un después en este ámbito” y ha destacado que “a la ampliación del Hospital Costa del Sol, que cuenta con un presupuesto de 76,2 millones de euros y que se está desarrollando por la vía de urgencia, se añaden cuatro proyectos que van a optimizar la calidad en Atención Primaria”. Para Bendodo, “es un acuerdo que cumple con una deuda histórica que los gobiernos socialistas de la Junta tenían con Marbella, que va a contribuir a paliar el déficit que el municipio arrastra desde hace décadas en esta materia y que va a beneficiar a toda la provincia”.

La alcaldesa ha recordado que “una de las primeras decisiones que tomó el nuevo gobierno de la Junta en la localidad fue el rescate del aparcamiento del hospital Costa del Sol para que fuera gratuito para los ciudadanos, una medida que tuvo un coste de más de 12 millones de euros y a la que ahora se suma la obra de ampliación del centro, que supone la culminación de una aspiración que vecinos y profesionales tenían desde hace más de diez años” y ha destacado que también se está llevando a cabo el proyecto del centro de salud de San Pedro Alcántara, que multiplicará por cinco la superficie actual y que está previsto que finalice este verano. Respecto a las actuaciones que contempla el protocolo, suscrito hoy por la regidora, el consejero de Salud, y el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, la primera edil ha especificado que en Ricardo Soriano se va a desarrollar una actuación a tres bandas entre el Ayuntamiento y las consejerías de Hacienda y Salud y ha señalado que “el Gobierno autonómico, a diferencia del Partido Socialista que enajenaba y sacaba a subasta el inmueble, apuesta por la creación de un equipamiento sanitario moderno y funcional en el centro de la ciudad”.

Aguirre ha detallado que el Ayuntamiento asume la inversión para la puesta en marcha del edificio y el plan de accesibilidad mientras que la consejería de Hacienda cede el inmueble, que se está tramitando por parte de Patrimonio, y la de Salud se hace cargo del equipamiento y el personal necesario. El presupuesto estimado de licitación es de 1,6 millones y las obras tienen un plazo de ejecución previsto de 15 meses. El nuevo centro se ubica en el edificio de la antigua sede de Urbanismo y contará con una superficie de 1.800 metros cuadrados que albergará el área asistencial, con el equipo de Atención Primaria, consulta del médico de familia y pediatría, enfermería, odontología y sala de espera; un módulo de diagnóstico y tratamiento con sala de extracciones, toma de muestras y citostáticos; consulta de cirugía menor; infiltraciones, dermatocopia y teledermatología, sala de pruebas funcionales y consulta de urgencias; unidades de apoyo o módulo de uso polivalente con sala de Rx, sala de mamografía y ortopantomografía, así como una unidad de rehabilitación con consultas y sala de electroterapia. Además, el nuevo equipamiento contará con un área administrativa de formación y servicios de apoyo con un módulo de atención al usuario y una zona de docencia y formación con aula, biblioteca y sala de reuniones.

En cuanto al centro de salud de Las Chapas, la alcaldesa ha asegurado que “es un orgullo impulsar un proyecto que supone la construcción de un nuevo inmueble en una parcela municipal de 2.500 metros cuadrados y que va a multiplicar por cinco el espacio actual, mejorando notablemente la asistencia médica a los vecinos de la zona”. Está previsto que el Ayuntamiento se haga cargo de la redacción del proyecto de obras y de la licitación. El SAS, por su parte, se compromete a colaborar en la supervisión de la actuación a través de una oficina técnica y, una vez finalizada, a equipar el centro y ponerlo en funcionamiento. El proyecto contempla un área asistencial formada por un módulo de medicina de familia y pediatría y otro de diagnóstico y tratamiento. El primero constará de una consulta médica, otra de enfermería y una sala de espera, mientras que el área de extracciones contará con una zona de recepción y un espacio para la recuperación de pacientes. La sala de críticos se ubicará en la entrada de urgencias y la de pruebas funcionales se dotará para la realización de las pruebas más habituales. El inmueble se completará con un módulo de atención al usuario y de administración y otro de servicios generales, además de disponer de aseos con cabinas integradas para personas con movilidad reducida y áreas de descanso para el personal.

Por otra parte, la alcaldesa ha avanzado que en Las Albarizas “está previsto ampliar las urgencias y consolidar el doble circuito de atención, utilizando un solar anexo”. El proyecto tiene un plazo de ejecución una vez que arranquen las obras de diez meses e incluye el acondicionamiento de las dependencias existentes para mejorar las condiciones de uso y funcionamiento del Servicio de Salud Mental, trasladando a la nueva parcela la ubicación de las urgencias. La inversión y la cesión del solar la asumirá el Ayuntamiento. Por último, la obra del centro de salud de Nueva Andalucía, que financiará el Consistorio, consiste en la ampliación a un área de ocupación de 2.500 metros cuadrados en una parcela municipal, de los que 250 metros cuadrados serán de nueva edificación en una sola planta. Está previsto implantar nuevos programas de salud, como el de planificación familiar, diagnóstico precoz del cáncer de cérvix y embarazo.