El comisario Villarejo se reunió con empresarios en el Ayuntamiento de Estepona, siendo alcalde David Valadez, actual Secretario General del PSOE local

A una reunión con un conocido empresario acudieron el comisario Villarejo y el gerente de Urbanismo de Estepona, Diego de Lucas, persona de confianza tanto de David Valadez como del mismo comisario.

El comisario José Villarejo se reunió con empresarios en el Ayuntamiento de Estepona siendo alcalde David Valadez, actual secretario general del PSOE local. Según ha podido saber esta redacción, una de esas reuniones se produjo tras la petición de una cita a la alcaldía de Estepona por parte de un importante empresario español para tratar algunos asuntos urbanísticos pendientes de resolver. Pues bien, desde la alcaldía se le remitió a la Delegación de Urbanismo del municipio. Un tiempo después, cuando ese importante empresario acudió a la cita en esas dependencias municipales, se encontró con la sorpresa que le estaba esperando para esa reunión tanto el comisario José Villarejo—que no tenía ninguna relación contractual, ni de representación, con el Ayuntamiento de Estepona—como el gerente de urbanismo del municipio, Diego de Lucas Villarrubia. A este respecto es necesario traer a colación que David Valadez, nada más llegar a la alcaldía, contrató como gerente de urbanismo de la localidad, sin ningún tipo de concurso y cobrando 104.000 euros anuales de sueldo, a Diego de Lucas, socio de Villarejo en su entramado empresarial y persona de absoluta confianza del comisario—hasta el punto que decía públicamente que él era un hombre del Ministerio del Interior—. Así pues, esa contratación fue una apuesta personal del entonces alcalde, y actual secretario general del PSOE local, David Valadez, ya que Diego de Lucas no tenía ninguna vinculación con Estepona, ni tampoco con los distintos ámbitos del PSOE.

Hecha esa importante aclaración, tenemos que indicar que en dicha reunión, que no llegó a buen término, el comisario llegó a ofrecer sus servicios al mencionado empresario, que aunque absolutamente desconcertado, rechazó el ofrecimiento. No obstante, estos hechos vienen a corroborar lo que—tras un laborioso trabajo de investigación—reveló hace algún tiempo el Diario Público, cuando indicaba que el comisario Villarejo se hizo con el control del urbanismo de Estepona y que los empresarios con «necesidades urbanísticas» en nuestro municipio tenían que pasar necesariamente por el filtro del comisario, ya fuese en Estepona o en Madrid (Torre Picasso), a los que ofrecía sus “servicios de gestión de crisis”. Así, según ese diario, entre las empresas que se reunieron con el comisario Villarejo figuran, entre otras, Globalia y Urbanizadora XXI (Herencia Nadal); Kutxa (Valle Romano); Marín Hillinger (Explanada del Puerto); Azata ( Centro Comercial), etc.

Y todos esos hechos ocurrían al mismo tiempo que el comisario Villarejo participaba en la investigación del caso Astapa—ya confirmada documentalmente—y cuando el citado comisario tenía intereses en una promoción inmobiliaria que se desarrollaba en nuestra ciudad, conocida como “El Mirador de la Cala”, en la que el comisario tiene parte de su enorme patrimonio. Pues bien, esa promoción no pudo obtener la primera ocupación por parte del gobierno municipal denunciado, porque no cumplía con la legalidad vigente. Y sin embargo, si la obtuvo posteriormente con David Valadez, cuando llegó a la alcaldía, sin abonar los excesos de aprovechamientos que le correspondían al municipio (1, 762,60 m2t en primera línea de playa, con un valor superior a 1.5 millones de euros), causando un enorme perjuicio a las arcas municipales.

Todo este asunto plantea numerosos interrogantes sobre la relación entre el comisario Villarejo y el denunciante y posterior alcalde socialista de Estepona, David Valadez, en el ámbito de la operación Astapa….. ¿Se entrevistó en algún momento David Valadez con el comisario Villarejo? ¿Contrató Valadez a Diego de Lucas como gerente de urbanismo de Estepona por indicación de Villarejo? ¿El PSOE de Málaga conocía la relación existente entre Villarejo y Diego de Lucas, el gerente de urbanismo contratado por Valadez, y que a la sazón era socio de Villarejo, y lo permitió, a pesar de los intereses urbanísticos existentes?. Cabe recordar que actualmente David Valadez es secretario general del PSOE de Estepona y trabaja como secretario del Grupo Socialista en la Mancomunidad de municipios de la Costa del sol.