IU denuncia que Ángeles Muñoz planea eliminar la zona de moragas de El Cable para construir un chiringuito de obra

La Asamblea Local de Izquierda Unida Marbella denuncia los planes de la alcaldesa, Ángeles Muñoz (PP), que planea eliminar de forma definitiva la tradicional zona de moragas de la playa de El Cable y construir en su lugar un nuevo chiringuito de hormigón que invadirá 300 m2 de dominio público.

La portavoz de la coalición de izquierdas, Maica Machuca, afirma que “la prueba de este nuevo ataque de la alcaldesa a nuestras tradiciones y a la calidad ambiental es que, junto a la retirada de las barcas que servían para la realización de las moragas, la Junta de Andalucía, gobernada por el PP, ha sacado ya a información pública la concesión para construir un nuevo chiringuito de hormigón ocupando junto los terrenos de la zona de moragas”.

Machuca censura que “se entregue a intereses privados la zona pública donde el pueblo tradicionalmente celebra las moragas y que, el propio Ayuntamiento con IU al frente de la delegación de Sostenibilidad, acondicionó, sustituyendo los antiguos contenedores de escombros por barcas metálicas, aumentando su número y colocando pasarelas accesibles y mobiliario para que la gente de Marbella disfrute de sus moragas con comodidad y dignidad”.

La portavoz de IU arremete contra el modelo del PP para las playas de Marbella “consistente en la apuesta por el ladrillo, la privatización y la falta de respeto a la biodiversidad, como demuestran los numerosos planes de construcción de restaurantes de hormigón a lo largo de toda la costa”.

Machuca recuerda que “ya hace varios años desde que la Junta comenzó a poner trabas para el acceso a El Cable, instalando una barrera que impedía el paso a la zona de moragas, también han desapareciendo los carteles explicativos de la historia marenga y el pasado minero de Marbella y, finalmente, la zona de moragas ha sido desmontada, las barcas apiladas, abandonado el mantenimiento del mobiliario y desinstalado los aseos”.

Desde IU apuntan a que “el desmontaje no responde a medidas de seguridad por la pandemia, la prueba es la publicación de la concesión del nuevo chiringuito. Y que, a escasos metros, se encuentre otro, el ‘Playa Padre, con zona de discoteca al aire libre y aglomeraciones incumpliendo reiteradamente las recomendaciones sanitarias frente a los contagios”.

“El proyecto para el nuevo chiringuito no tiene en cuenta el carácter inundable del terreno, a escasos metros de la desembocadura de Arroyo Segundo, las graves dificultades de acceso para personas con diversidad funcional, ni el escaso aparcamiento, lo que vendría a colapsar la zona”, lamentan desde IU.

“El PP, en vez de potenciar las moragas y contribuir a que el espeto sea nombrado Patrimonio al Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, para fortalecer al sector turístico, apuesta por un ocio al servicio de lo privado, la depredación ambiental, el empleo precario y la masificación del litoral, siempre en detrimento de los negocios locales”, reflexiona Machuca.

Desde IU informan de que “hasta el próximo 22 de junio, colectivos y personas a título individual pueden presentar alegaciones al proyecto de construcción del nuevo chiringuito dirigidas a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo sostenible de la Junta de Andalucía”.