La alcaldesa marca para finales de 2020 la aprobación del nuevo PGOU de Marbella

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha fijado hoy la aprobación definitiva del nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la ciudad para finales de 2020; un documento cuyo avance, según ha indicado, estará listo a lo largo de este mismo año. La regidora, quien ha participado en un encuentro organizado por la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Marbella (Apymem), ha recordado que ya están en marcha los trámites para adjudicar la redacción del nuevo planeamiento antes del mes de abril y que el objetivo “es que podamos tener la aprobación inicial del Plan General incluso en este mismo año”. “Por parte de la delegación de Ordenación del Territorio se está haciendo un gran esfuerzo para que la tramitación de todas las modificaciones puntuales salga adelante y que no haya un parón en proyectos interesantes para la ciudad”, ha remarcado, al tiempo que ha incidido en que, a partir de que se produzca la entrada en vigor del PGOU, Marbella tendrá “más seguridad, estabilidad y fiabilidad”.

​A este respecto, ha puesto el acento en la importancia de que haya habido un cambio de signo político en la Junta de Andalucía, “ya por primeravez vamos a tener un Gobierno andaluz que se va a ocupar y a preocupar y queva a trabajar de manera conjunta con Marbella”. “Estamos convencidos de que la interlocución va a ser mucho más fluida y ágil”, ha afirmado la primera edil, quien en este punto ha anunciado que el próximo lunes tendrá una reunión con la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, y que también la próxima semana mantendrá un encuentro con el nuevo director gerente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), Rafael Merino, para abordar el estado del proyecto de La Bajadilla. “Hay que darle una solución. Tiene que ser el proyecto estrella de la Junta y del Ayuntamiento con un planteamiento serio y con la oportunidad que nos brinda la redacción del nuevo PGOU”, ha valorado Muñoz, quien ha avanzado que el documento urbanístico “determinará cuál va a ser el área de influencia de La Bajadilla, lo que seráesencial también para el futuro traslado del Polígono Industrial La Ermita”.Sobre esta última cuestión, ha insistido en que “se apostará por que la voz de los empresarios esté muy presente”. “Cuando se hizo el anterior PGOU desde la Junta, se determinó dónde y cómo se iba a realizar el traslado sin ningún consenso con los afectados ni ninguna interlocución”, ha lamentado.