La alcaldesa pide a los ciudadanos que se queden de manera voluntaria en sus domicilios desde las 20 horas para contener el avance del Covid-19

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha pedido hoy a los ciudadanos que permanezcan de manera voluntaria en sus domicilios desde las 20 horas, en lugar de desde las 22 horas como marca el toque de queda decretado oficialmente, como medida para contener el avance “exponencial” que está registrando el Covid-19 en el municipio. La regidora, quien ha informado de que la tasa de incidencia acumulada de los últimos 14 días se ha elevado a 984 casos por cada 100.000 habitantes, ha subrayado que “este pequeño esfuerzo puede evitar restricciones más drásticas en el futuro”. “Estamos en un momento especialmente complicado y probablemente a algunas de estas medidas no les veamos el efecto positivo hasta dentro de 2 o 3 semanas pero sin no las tomamos no podremos salvar vidas”, ha remarcado la primera edil, quien ha recordado que “una parte de nuestro sector productivo, como la hostelería y el comercio, que está sufriendo especialmente con esta pandemia, ya tiene que cerrar a las seis de la tarde”, por lo que este toque de queda anticipado “sería además un gesto de solidaridad con todos ellos”.
La regidora, que ha mantenido una reunión con el Comité de Contingencia del Ayuntamiento, ha informado de que, pese al incremento en la incidencia acumulada en Marbella, la ciudad se mantendrá con las mismas restricciones al menos hasta la madrugada del martes al miércoles, en función de lo que decidan las autoridades sanitarias. En este sentido, continúa en vigor el cierre perimetral “y solo se podrá entrar y salir del municipio con una causa justificada”, al tiempo que los establecimientos del sector comercial y hostelero seguirán con la misma actividad que hasta el momento. A estas medidas, tal y como ha apuntado Muñoz, se suman las adoptadas por el equipo de Gobierno, como la clausura de parques infantiles, circuitos biosaludables e instalaciones deportivas municipales; el cierre a partir de las 20 horas de los parques y jardines públicos; la suspensión de las actividades de Arte y Cultura, Juventud y el Teatro Ciudad de Marbella o la reducción al 50 por ciento del aforo en el transporte urbano.

“Esperamos poder frenar cuanto antes esta escalada de contagios”, ha señalado la alcaldesa, que ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad de las personas que tienen que guardar cuarentena en sus municipios. “El Ayuntamiento ha triplicado el numero de efectivos que integran el dispositivo de control y seguimiento de los positivos por Covid-19 pero de nada sirve si los ciudadanos no asumen ese compromiso a nivel personal, familiar y colectivo”, ha incidido, al tiempo que ha apuntado que actualmente se están realizando en la ciudad en torno a un millar de test diagnósticos al día, sumados los que se realizan en centros sanitarios públicos y privados.

Por último, ha avanzado que este fin de semana se reforzarán los dispositivos de desinfección e higienización de centros públicos educativos, residencias mayores, transporte público y viarios, así como los controles de Policía Local para vigilar el aforo de los establecimientos o evitar la celebración de botellones. Igualmente, ha indicado que desde Protección Civil se desplegarán 8 unidades informativas en puntos estratégicos “para recordar la importancia de asumir todas las recomendaciones de distancia social, uso de mascarilla o prohibición de reuniones de más de cuatro personas”. Los plenos de la Corporación municipal pasarán asimismo a celebrarse de forma telemática. “Los servidores públicos somos los primeros que debemos dar ejemplo”, ha concluido.